lunes, 31 de diciembre de 2007

Nos vemos el año que viene...

...si el destino así lo quiere. Y bueno, este año me hago un propósito solo: No hacerme ningún propósito. Creo que es la mejor forma de no llevarme ninguna decepción, no tener ninguna expectativa. Simplemente intentaré aceptar todo lo malo que venga, e intentar sufrir lo menos posible por ello. Y bueno, si llega algo positivo pues bienvenido sea, aunque si no tampoco me va a venir de nuevas.

Como excusa a la despedida del año voy a dejar un pequeño relato que llevaba tiempo en mi mente...


LIBRE

Murmullos, son voces claras pero para él solo son murmullos. Nada de lo que dicen tiene interés para él. Levanta la vista solo un momento, y contempla la nada que le transmite la realidad. Antes vibraba, antes soñaba. Ahora solo se mantiene vivo, respira porque así le enseñaron, hace aquello que se supone debe hacer. Pero ya apenas siente nada, no como antes.

Todos se paran, el tiempo ha dejado de existir.

Él se levanta y observa a su alrededor, ¿es posible que él sea lo único que está en movimiento? Sale de la estancia y contempla el resto, nada se mueve salvo él. Ni siquiera corre una brisa de aire. Se libera de sus ropas y corre.

Crea el movimiento, rompe la rutina, desata sus entrañas.

!GRITA¡

Se funde con el vacío, ya no importan los recuerdos, ya no importa el dolor, ni siquiera ella importa ya. Se da cuenta de lo idiota que ha sido todo este tiempo, de cómo se ha encerrado en una prisión que él mismo ha creado. Pero nada de eso importa ya, porque ha roto sus cadenas, porque...

!AHORA ES LIBRE¡

Podrá crear su camino desde cero, no existirán las ataduras fisicas ni emocionales, nada importará...

Un ruido le despierta.

Mira a su alrededor y los murmullos cambian. Algunas formas se mueven, y él con ellas. Sale de la estancia y contempla el resto, todo se mueve como él. Una brisa de aire le roza el rostro. Se ajusta la chaqueta y vuelve a casa.

Y como regalo extra(ya que es navidad), un cortometraje que vi hace ya algún tiempo y que creo que habla de cosas sobre las que todo el mundo debería reflexionar alguna vez:



El año poco a poco se acaba...Nos vemos al otro lado.

viernes, 28 de diciembre de 2007

Ajedrez

No fue la primera grabación, no fue el primer proyecto. Sin embargo, fue el primer cortometraje que hice. Los medios eran igual o aún más escasos que ahora, el reparto fue elegido de forma totalmente instintiva con la por aquel entonces poca gente que tenía disponible, mis conocimientos sobre la materia eran prácticamente inexistentes...Pero la ilusión y ganas por contar una historia surgida de mi imaginación eran inmensas, al igual que ahora. Algún día intentaré grabar de nuevo esta historia, para que al menos los fallos en cuanto a la calidad de imagen y demás no sean tantos, pero aunque no lo logre siempre guardaré especial cariño por "Ajedrez", por todo lo que a la larga ha significado en mi vida, no solo en el sentido de que lograr terminar este proyecto me animase a seguir con esto, sino por muchos otros motivos que no vienen al caso.

No me enrollo más(total quien va a leer esto), y ahí va la sinopsis:

El bien y el mal juegan una partida de ajedrez, la cual hace que los caminos de dos chicos y dos chicas se crucen, repercutiendo en sus respectivos destinos...

sábado, 22 de diciembre de 2007

Cuando Samuel encontró a Lynch

Seguimos con la mirada puesta en el pasado...

Una pelicula: Mullholland Drive.

Un director: David Lynch.

Un aficionado al cine proyecto de cortometrajista amateur, el cual estaba receptivo ante la perspectiva de ver algo diferente(de algo tan largo no puede salir nada bueno): Un servidor.

Resultado: Hasta que no conozca al señor Lynch(es decir, nunca) y pueda preguntarle todos los entresijos de esta hipnótica película, me pasaré horas intentando averiguar el significado completo de esta joya, algo que me ocurre tras cada visionado.

Elegir una escena me resulta casi imposible, pero optaré por la que da título a este blog:



Desde luego mi visión del cine, tanto como espectador como aficionado en la creación, cambió radicalmente tras conocer por primera vez y en la que quizás sea su más perfecta obra, el mundo único e inimitable de uno de los pocos artistas en el auténtico sentido de la palabra que quedan en esta industria.

domingo, 16 de diciembre de 2007

El comienzo

Ya falta poco para que se cierre una semana(y más en particular un fin de semana) un tanto negativo. Sin embargo, en vez de compadecerme y comerme la cabeza con cosas que no tienen arreglo(véase la entrada anterior), me ha venido a la cabeza un pensamiento:

¿En qué momento me picó por primera vez el gusanillo de querer dirigir y escribir guiones, cuando comenzó todo? O mejor dicho, ¿cuando comenzó una pasión tan fuerte que hizo que mereciese la pena seguir adelante a pesar de semanas como esta?

La respuesta vino en forma de una escena a mi cabeza: La batalla inicial de "Gangs of New York", del maestro Martin Scorsese. Aún no había empezado a desarrollar un especial interés por el cine mas allá del que puede tener cualquier persona, ni tan siquiera estaba viendo la película, ya que fue por casualidad que un amigo de aquel entonces me puso ese trozo. Sin embargo, en cuanto vi aquella escena, un pensamiento vino a mi cabeza: "Quiero hacer algo como esto algún día"....



Más adelante habría más circunstancias que acabarían llevándome a lo que intento hacer actualmente y por lo que lucho dentro de mis posibilidades(el intento de parodiar Matrix, conocer al principal apoyo y fuente de inspiración de mi "obra"...), pero este fue uno de los factores que encendió la mecha(además de darme a conocer el enorme talento no solo de Scorsese sino de una BESTIA de la interpretación llamada Daniel Day-Lewis).

PD:Por eso sigo a pesar de todo, porque aún sigo queriendo hacer algo así de grande. Buenas noches y buena suerte :)...

martes, 11 de diciembre de 2007

Hoy me siento perdedor

Hoy me siento perdedor, aunque ya hace mucho que perdí.

Sin embargo, hoy me siento así. La batería está vacía, el escudo está inactivo. Necesita ser recargada, pero ahora mismo no puedo hacerlo, quizás mañana. Hoy ya no me quedan ganas de fingir, ya es suficiente. Mañana quién sabe, quizás encuentre una nueva forma de engañarme...

Pero el mañana no es ni tan siquiera incierto. Simplemente no tiene sentido, no hay nada que buscar allí, ninguna motivación. No es que yo no quiera nada pero...lo que yo quiero poco importa ya(¿alguna vez importó?). Es posible que me esté lamentando como un idiota, pero ahora mismo no tengo fuerzas ni para que eso me importe. Una vez escribí:"El arrepentimiento es el instinto más inútil del ser humano. ¿Por qué remover lo pasado? No hay que arrepentirse de lo hecho, sino de lo dejado por hacer". Cuando escribí en esas palabras creía en ellas, pero ahora no sé si soy capaz de hacerlo. Si ya prácticamente he perdido la fé en mi mismo(¿alguna vez la tuve?), ¿cómo voy a creer en mis propias palabras, cómo podrán hacerlo otros?

Me doy cuenta de que no estoy escribiendo esto en forma de relato, de que no estoy utilizando ningún símbolo ni elemento que dificulte su compresión ni que impida que alguien pueda entenderlo pero...ni para eso tengo ánimo. Así de simple, no voy a adornar esta entrada con foto alguna o video, el texto no merece la pena. Ya se irá esta sensación, ya se ocultará como lo demás, hasta la próxima vez que volvamos a vernos. Quizás esa vez sea la última. O quizás esto nunca termine, no voy a planteármelo, no hoy.

Hoy me siento perdedor, ya veremos mañana....

martes, 4 de diciembre de 2007

La lección de la carne

Aprende de la carne, aprende la lección.

La carne caduca, prisionera del olvido. Nada tiene importancia, el esfuerzo es inútil. Cuerpos sin corazón como figuras borrosas de un lienzo impresionista. Míralos, ellos son lo que tu nunca serás.

Mira hacia el cielo infinito y piensa en el futuro. En lo que sabe que va a ocurrir, en lo que ya no tiene remedio. Ya falta menos para que llegue, la primera cifra del número de la bestia. Lo hecho no importa, no hagas nada nunca más.

Se abre una puerta en la pared.



Salida a la imaginación, vieja amiga. La separación de mente y cuerpo ante aquello que ocurre. No mires, intenta apartar la mirada. Si tus ojos no lo captan no podrán dañar tu corazón.

Pero la mente, ¿cómo huir de ella?

Todo viene del cerebro, sin él no pensarías, así que... Pero, ¿no moriré? Ya es tarde para eso. Hay voces en la lejanía, pero no me dicen nada. Cada vez hay menos cosas que me digan algo.

Noto cómo muere, cómo se pudre. Si la carne logra arrancarlo, no dejaré que vuelva.

Aprende de la carne, aprende la lección.

Vive como marioneta, finge como humano.